Comprar banderas de diferentes sitios

 

Excepto dos banderas, una europea y la otra norteamericana que han saltado al terreno de la publicidad y la mercadotecnia, el resto continúan siguiendo el código de la simbología nacional de pertenencia a un país. Es por tanto una cuestión política y de hegemonía que tan solo estas dos banderas sean utilizadas para vender manteles de mesa, fundas de edredón o lapiceros por poner ejemplos que todo consumidor conoce.

A la hora de comprar banderas, cómo las que podemos encontrar aquí , lo más normal es que sea por una cuestión de nacionalismo. Además, puede que se quiera utilizarlas en eventos temáticos, así como deportivos (cuando juega nuestro equipo y queremos apoyarlo de la forma que creamos más oportuna).

Y es que dentro del consumo masivo es donde más y mejor se promueven los símbolos. Sin embargo, aunque dentro de cada estado los ciudadanos respetan y reconocen la bandera de su país como objeto de relación y pertenencia, en el terreno de la competición este sentimiento se dispara.

Se consideran banderas del mundo, no solo las de países sino las de federaciones, cantones, regiones o pueblos con una identidad propia, raíces culturales o étnicas, que reivindican y simbolizan sus intereses con banderas. Asimismo incluimos las organizaciones de carácter internacional con fines humanitarios, sociales, culturales, de salud o religiosos, dado que simbolizan determinados valores y acción global.

Alianzas políticas, económicas, partidos políticos o movimientos sociales han creado símbolos identitarios que muy a menudo podemos encontrar en estos objetos. Algunas de ellas de carácter internacional y son de sobra conocidas en todo el mundo. Incluso las religiones con más presencia planetaria cuentan con una bandera. ONG’s, lobbys con creciente influencia como el lobby gay tiene una enseña inequívoca por la cual se refleja la importancia de su presencia social en la vida de hoy.

Y hasta las organizaciones y grupo más pequeños pueden contar con su propia insigne. Si pensamos por ejemplo a los scout, a los equipos de futbol o también de otro deporte, lo más normal es que tengan su propia bandera. Al revés, sería raro que no la tuvieran, ya que tanto los demás como los directos interesados, se verán representado en ella.

Decidir comprar banderas (aquí para saber más) es, entonces, algo más habitual de lo que se cree, ya que prácticamente cualquier institución (desde las más pequeñas, hasta las más grandes) las utilizan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *