¿Eslingas de poliéster o de cable?: cuál es la mejor para facilitar el proceso de carga 

Las eslingas de poliéster son algunos de los instrumentos de elevación más empleados en la industria, ya que están fabricadas con un material realmente resistente, duradero y flexible, sin embargo, no es la única herramienta preferida para este tipo de trabajos, pues las eslingas de cable también se posicionan como unas de las mejores, pero ahora nos preguntamos: ¿cuál de estas dos opciones es la mejor? 

Como podremos saber las eslingas que están confeccionadas con materiales textiles ofrecen la principal ventaja de ser más flexibles que las demás alternativas, y esta característica las hace permanecer como una de las más elegidas porque es más fácil lograr un adecuado ajuste al elevar la carga, así que se reduce el riesgo de que el cargamento se deslice u ocasione un accidente. Además, a diferencia de los cables de acero, las de poliéster tienden a no enredarse. 

Por otra parte, otra de sus principales ventajas es que no se oxidan, ni se arrugan y soportan la reacción de los productos químicos. En el caso de las eslingas de cables de acero, si es conveniente tener un mayor cuidado, principalmente porque este material, aunque es resistente y fuerte, puede que se vean perjudicados por altas temperaturas o líquidos corrosivos y acabe deteriorando la calidad de su composición. 

En ese sentido, las eslingas de poliéster son de gran resistencia, siendo de esta manera, ideales para mover o trasladar grandes toneladas, asimismo, al presentar muy poco peso, son fácilmente manipulables, por lo que podemos reducir el tiempo para elevar un cargamento y el número de operarios que se necesitan para la labor (incluso una sola persona puede realizar este trabajo).   

Constituyen un método eficaz para evitar riesgos y economizar costes 

Otros de los factores que hacen que las eslingas de poliéster sean una opción excelente en el momento de facilitar el proceso de carga de forma más segura, es que frente a los cables de acero, esta no se deshilacha en alambres, por el contrario, pueden utilizarse de manera fluida hasta existe la posibilidad de no necesitar guantes para operar con ellas.   

Para algunas empresas, las eslingas de poliéster significan un ahorro considerable porque suelen durar bastante y, a su vez, no se dañan fácilmente como puede suceder con otros materiales. Realmente ofrecen más ventajas que cualquier otra herramienta de elevación de cargas, por esta razón, considerar su elección no debe dejar de ser una decisión. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *