Juegos: todo lo que puede dar de sí una máquina recreativa y no sabías

Magic Circus, Yetimania, Jungla Club, Camping Cash, La isla de los piratas, Holy Park, La cueva de Alí Babá, Gnomos Mix… nombres tan llamativos como éstos son sólo algunos de los juegos a los que una máquina recreativa te permite jugar.

Pero hay muchos más. En Jomesa los puedes ver todos, ya que se trata de la página web de un operador de máquinas recreativas y, sobra decirlo, ellos saben todo lo que tiene que ver con esta popular diversión. ¿Y tú, lo sabes todo acerca de las máquinas recreativas?

Las máquinas recreativas, un imprescindible

Una máquina recreativa, también conocida como tragaperras, es un juego con mucho por ofrecer. Empezando porque una máquina recreativa da ese ambiente que todo bar necesita para estar animado. O dicho de otra forma, una máquina recreativa es un mundo de posibilidades para que los clientes de cualquier local combinen cañas y entusiasmo a gusto y por muy poco dinero. Sólo hay que fijarse en una de las mecas más importantes del ocio, Las Vegas, para ver que las máquinas recreativas dan vida a cualquier lugar y son un divertimento muy popular del que no se puede prescindir ni teniendo la mesa de BlackJack al lado.

A fondo: todo lo que una máquina recreativa puede ofrecer

casino-las-vegasTomemos el caso de una máquina recreativa en concreto, La isla de los piratas, para ver qué tipo de juegos están al alcance con esta tragaperras. Como toda buena historia, este juego tiene unos protagonistas de nombres simpáticos: Mary Read y Anne Bonny. Con un sistema de doble rodillo, La isla de los piratas permite al jugador adentrarse en diferentes juegos que además de diversión pueden darle un buen bote cuando la suerte sonríe.

El juego comienza en los rodillos inferiores: hay una Bolsa de los Bonos que hay que coger y una Rosa de los Vientos es la forma de descubrir el Botín Pirata. La curiosidad por descubrir el Botín sin duda va arrancar al jugador más de un suspiro y tensión y emoción… pero si el jugador decide que la Rosa de los Vientos ya le ha dado suficientes vueltas… hay unos rodillos superiores esperándole.

En los rodillos superiores la aventura continúa. Hay una Cascada aguardando a los más intrépidos corsarios. Pero la cosa no está tan fácil, claro. Hay un mapa y hay varios caminos entre los que el jugador debe elegir con el objetivo de recoger la mayor cantidad posible de agua de dicha cascada y, una vez hecho esto, acceder a Los Cofres. ¿Qué hay en Los Cofres? Pues no puede aguardar otra recompensa que un premio en metálico muy muy grande, la recompensa a tanta aventura.

Así es que una máquina recreativa como La isla de los piratas tiene mucho y mucho por ofrecer. Para los que no hayan jugado nunca a una máquina tragaperras puede parecerles que todo es igual, que una máquina de este tipo no contiene demasiada emoción… pero la realidad es distinta. Cada tipo de máquina recreativa tiene una historia propia y unos personajes que ayudan a conseguir la misión propia de cada máquina, ya sea de temática corsaria o sean los gnomos o el yeti quienes la habiten. Y una vez te metes en la historia, quieres seguir jugando. Al fin y al cabo el coste no es nada elevado y los ratos de diversión pueden ser realmente bárbaros.

Por todo eso es lógico que Las Vegas ceda más de un espacio a estas compañeras de ocio, porque los juegos que funcionan bien merecen que se les haga un sitio en la meca de la diversión. Y por supuesto, ¡no te olvides de acercarte a conocer personalmente las máquinas recreativas en ese templo local del ocio llamado “el bar de debajo de casa”! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *