Estilo y sabor juntos en una botella

El vino, como una de las marcas de estilo más características de la cultura y gastronomía española, puede encontrarse en varios formatos y sabores según, lógicamente, el tipo de uva utilizada o procesos de fermentación llevados a cabo. Para los amantes de esta antigua y deliciosa creación, existen incluso webs especializadas en todo tipo de vinos para que uno pueda elegir el que más se ajuste a sus gustos, tanto estilísticos como gastronómicos.

copasUna de las creaciones más interesantes en el sentido de la calidad y el refinamiento es la relativa a la categoría de vinos espumosos, que tienen precisamente en España una tradición y unos procesos de creación excelentes, gracias en primer lugar a la calidad y buen clima que tienen y reciben respectivamente las uvas, como a la fermentación de carácter totalmente natural que es llevada a cabo, consiguiendo así deleitar tanto la vista como el olfato o el gusto de cada uno.

El nombre que recibe viene dado por la espuma que se genera al abrir las botellas, algo que puede conseguirse (visto desde el terreno visual y estilístico) de manera artificial o natural. Efectivamente, aquellos que realizan estos procesos sin aditivos ni artificios, consiguen unas condiciones de salud y sabor mayores,  gracias a la producción natural de gas carbónico durante la fermentación.

Los mejores espumosos, además de ser sinónimo de natural, saludable y sabroso, están caracterizados por trabajar a partir de las mejores uvas del sur de España, específicamente en Málaga, donde se encuentran las excelentes variedades de Moscatel y Romé, de gran sabor y equilibrio en su graduación y acidez. Precisamente este tipo de uvas, y siguiendo en el terreno de la tradición y los no-artificios, tienen unas características y llevan a cabo un tipo de fermentación que permite generar azúcares (en definitiva el dulzor del vino) de manera natural, sin ningún agregado químico o de baja calidad.

Específicamente este tipo de uvas tienen denominación de origen española, por lo que los métodos utilizados con ellas demuestran también una notable cultura vinícola que sabe sacarle todo el partido a la materia prima para crear unas variedades únicas y de gran calado.

copas2Tanto para expertos como para aquellos que desconocen aún los entresijos del vino y sus posibilidades, cabe recordar la variedad de combinaciones que pueden darse con los tipos Moscatel y espumoso Rossé, que son dos de las más importantes producciones de espumoso. El espumoso Moscatel resulta un producto versátil ya que puede combinar perfectamente con quesos o patés hasta con macedonias y pastas dulces. Por su parte el Rossé, que combina en su ADN dos tipos de uva como son la Romé (en su gran mayoría) y la Moscatel, es perfecto con platos de pasta, carne, pescado e incluso comida japonesa. Ambos se presentan como lujos vinícolas, no solo por su sabor refrescante y armónico, sino por que resulta realmente un lujo que un producto de tanta calidad no sea precisamente caro, al contrario.

Prueba ya, si no lo has hecho antes, las variedades más espectaculares de vinos espumosos. Déjate seducir por su sabor y carácter voluble, capaz de darle la máxima elegancia a tus reuniones y eventos como de aportarle el júbilo y el color a tus fiestas más amigables.

 

German Rid Lozano.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *