Descubrir nuevos lugares y emprender viajes a Asia

En Occidente tenemos la idea de que los viajes a Asia son una auténtica aventura por mucho que vayamos mediante circuito organizado desde cualquiera de nuestras capitales.

 

Y los occidentales tenemos varios destinos en mente cuando se trata de dar un salto de más de 7000 kilómetros si traspasamos el Medio Oriente para plantarnos en India, Nepal, China, Birmania, Vietnam, Tailandia, Malasia, Indonesia o Filipinas. Y ya puestos, visitar Corea y Japón, dos países asiáticos con enorme atractivo que ejercen igualmente cada vez más atracción para los europeos y americanos.

 

Pero los europeos y también otros viajeros del continente americano están prefiriendo los viajes al sudeste asiático con mucho entusiasmo, y eso se traduce en querer saber más acerca de cómo viajar a estos micropaíses cargados de aventura y misterio. El clima sin embargo preocupa porque tiene fama de traicionero y hostil, aunque no hay época concreta donde no haga calor y humedad para sorprender a más de uno. Si bien en las montañas de Laos, Vietnam y Tailandia, nieva desde diciembre a febrero, por ejemplo.

 

Cuando se planea viajar a Asia es bueno saber que en los países continentales asiáticos, cualquier época del año es buena para descubrirlos. Pero hay que prestar especial atención a Filipinas, donde este conjunto de islas puede presentar verdadero escollo climático porque a veces los agentes atmosféricos sacuden con fuerza al país. En época de monzones, de junio a octubre, se pueden incluso cancelar vuelos y ferris que obliguen a reprogramar los viajes, pero no hay que asustarse porque el tiempo no es tan destructor, ni tanto ni todo el tiempo.

 

De noviembre a febrero es, decididamente, la mejor época para emprender estas aventuras. Y de marzo a junio, el clima se vuelve el más caluroso del año por aquellos países exóticos, así que nadie sospeche que va a encontrar un soplo de aire fresco lejos de un ventilador o aire acondicionado de un hotel. En general, llueve bastante pero es cierto que también el calor húmedo es la cara sorpresa para los turistas continentales.

 

Hay turistas y viajeros que no pueden resistirse y continúan más allá hasta tocar los límites de Papúa Nueva Guinea y Australia, lo que denominamos nuestras antípodas. Pero estos viajes a Asia son decididamente un reto para los viajeros y un deseo para millones de turistas que finalmente los llevan a cabo alguna vez o más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *