En cuanto a Bambietta Basterbine, la Sternritter E (“La Explosión”), era un personaje muy interesante en Bleach cuyo poder era inmensamente poderoso, y era considerada, fácilmente, como una de las Sternritter más peligrosas de toda la serie. Y aunque definitivamente podríamos discutir los poderes y habilidades de Bambietta aquí, en realidad vamos a hablar sobre su relación con uno de sus oponentes, el Capitán de la 7ma División del Gotei 13, Sajin Komamura. Bambietta es quien robó el Bankai de Komamura pero no pudo derrotar al poderoso Capitán, a pesar de despreciarlo. Bambietta Basterbine en realidad menospreció tanto a su oponente que no dejaba de llamarlo «Doggy» todo el tiempo, y en este artículo explicaremos eso a la luz de su próxima revancha en la serie de anime.

Bambietta Basterbine tenía mucho destino en sí misma, al igual que todos los Sternritter, lo que la colocó en una posición en la que podía menospreciar a sus oponentes. Debido a esto, menospreció al poderoso Komamura y le dio el nombre de mascota «Doggy», considerándolo un oponente débil al que podía tratar como un animal débil (de hecho, era un lobo, no un perro), y esa es la única razón por la que siguió llamándolo «Doggy» a lo largo de la serie. Komamura sería, en última instancia, quien derrotaría a Bambietta en su forma humanizada.

El resto de este artículo se centrará en la relación entre Bambietta Basterbine, la Sternritter “E”, y su enemigo, Sajin Komamura, Capitán de la 7.ª División del Gotei 13. Los dos tenían una relación muy específica debido a que estaban en diferentes lados del campo de batalla, lo que influyó mucho en cómo se percibían y se llamaban entre sí. Este artículo contendrá algunos spoilers, así que ten cuidado; Te explicamos todo lo que necesitas saber sobre este fenómeno.

Bambietta llamó a Komamura «Doggy» porque pensó que era inferior a ella, pero también porque encajaba completamente con su personalidad.

Cuando Yhwach lanzó su primera invasión adecuada del Seireitei, Bambietta atacó a la Sociedad de Almas con el otro Sternritter, matando a varios Shinigamis al instante. Justo cuando estaba a punto de atacar más, Komamura la detuvo, de cuya apariencia se burló.

Cuando Komamura quiso averiguar cómo los oponentes supuestamente sellaron el Bankai y, por lo tanto, activaron el suyo, se reveló que los Quincy son realmente capaces de robar el Bankai. Bambietta luego atacó a Komamura y toda su unidad con su propio Bankai, Kokujō Tengen Myō’ō.

Bambietta luego parecía imparable y derrotó a una multitud de Shinigamis. Sin embargo, después de escuchar que el Comandante General Yamamoto también estaba luchando, un nuevo espíritu de lucha despertó en el Shinigami, lo que asustó un poco a Bambietta, ya que sus oponentes parecían derrotados.

Más tarde se retiró por orden de su líder sin haber matado a Komamura, quien en realidad sufrió el menor daño entre los capitanes cuyo Bankai había sido robado (Byakuya casi muere, mientras que Soifon y Toshiro resultaron gravemente heridos).

Ahora, justo antes de la segunda invasión del Seireitei, Yhwach había dado la siguiente orden a través de Jugram: el Sternritter que logró robar un Bankai tenía que derrotar y matar a los Capitanes cuyo Bankai habían robado, lo cual era una forma de aplastar por completo la esperanza de los Shinigamis.

Te puede interesar:  ¿Qué enfermedad tenía Itachi en Naruto? ¡Explicaciones!

Esto significaba que Bambietta tendría que enfrentarse a Komamura nuevamente, y lo hizo, pero si bien no vamos a arruinarte toda la batalla, te diremos que esta vez fue un Komamura muy diferente y que Bambietta se arrepintió de haberse burlado de él.

Entonces, ahora que conoce la historia, permítanos explicarle qué tipo de relación tenían. Tienes que entender que el Gotei 13 nunca tuvo demasiadas enemigas femeninas (Tier Harribel era en realidad la única Espada femenina, y era demasiado poderosa para subestimarla, mientras que el número de Fracciones femeninas también era pequeño).

Entonces, cuando Bambietta llegó como la primera Sternritter femenina en ser vista (resulta que hay al menos tres más, o cuatro si no cuestionas a Giselle Gewelle y su género), Komamura, quien tenía un gran espíritu de lucha y era una luchadora honorable, se sorprendió, comentando lo repugnante que era que el enemigo enviara a (pequeñas) niñas a una pelea.

Lo que Komamura no sabía, aunque no quiso decir nada malo con su comentario, es que Bambietta era una verdadera maníaca en la batalla y que su habilidad, La Explosión, era excepcionalmente poderosa, ya que las bolas que lanzaba a sus enemigos convertían todo lo que tocaban en explosivos. Esto tomó a Komamura con la guardia baja. Pero, no mucho después de que Bambietta fuera etiquetada como una «niña pequeña», observó la apariencia de Komamura y le dio su propio apodo: «Perrito».

Bueno, era bastante obvio por qué Bambietta le puso ese apodo: Sajin Komamura era un hombre lobo, es decir, un lobo antropomórfico, y como Bambietta quería menospreciarlo y burlarse de él, lo llamó “Doggy”, dándole un apodo cariñoso que muestra cuán inferior es en comparación con ella, desde su propia perspectiva, por supuesto. Ella siguió llamándolo «Doggy» en todo momento e incluso en la víspera de su segunda batalla antes de que Komamura revelara su forma humana, lo que la sorprendió en más de un sentido.

Era el apodo cariñoso de Bambietta para su oponente que encajaba perfectamente con su personalidad. Bambietta era narcisista y, aunque era una luchadora feroz, todavía era una niña, por lo que su naturaleza femenina definitivamente influyó en su comportamiento. «Doggy» es un nombre que definitivamente usaría. Revela mucho más sobre su personalidad y su falta de respeto por sus oponentes debido a su naturaleza narcisista y segura de sí misma. Y esa es la historia del apodo de “Doggy” que le puso a Komamura por su apariencia, como símbolo de burla.

Categorizado en: