5 consejos para organizar vacaciones con tu bebé

Evadium.com

Cuando se tiene un hijo pequeño, somos consumidos fácilmente por la rutina y poco pensamos en un merecido descanso. Pero ¿es de esta manera por descuido?

Muchas veces postergamos las vacaciones con nuestro bebé por miedo a lo difícil que puedan ser. Y no es para menos, ya que la idea de llevar a nuestro pequeño a un sitio en fuera de nuestro hogar puede ser muy escalofriante. Estamos hablando de un lugar donde no tenemos el control de todo.

Además, el hecho de que nuestro pequeño no pueda comprender las parte complicadas del viaje, puede hacer de todo una pesadilla. Sin embargo, la idea no es descartar las vacaciones, sino más bien, planificar las condiciones idóneas para que esta salida sea más sencilla. Te recomendamos acudir a una agencia de viajes o a sitios como Evadium.com que te podrán asesorar correctamente.

Por eso, aquí te traemos 5 consejos para organizar las vacaciones con tu bebé.

1. Medio de transporte

Hay medios de transporte que incluso suelen ser incómodos para los más grandes. Los viajes en autobuses suelen ser calurosos, aburridos y, sin la suerte necesaria, puedes terminar horas en un embotellamiento por el tráfico.

Por experiencia personal, sé muy bien que los bebés no se suelen tomar muy bien el hecho de que el vehículo no avance. Por eso, si es posible, lo mejor sería viajar en avión o en cualquier medio que pueda transportarte rápido y cómodamente.

2. Lleva todo lo necesario

Es crucial planificar todo lo que tu bebé pueda necesitar para el viaje. Por ejemplo, dos o tres biberones bien refrigerados, ropa muy cómoda, sus juguetes preferidos, suficientes pañales y toallitas húmedas (aunque parezca obvio, a veces pueden faltar), un abanico… y la lista sigue.

También deberás equiparte con todo lo necesario para cuando ya hayas llegado: suficientes cambios de ropa (adecuada al clima), todas sus vitaminas, kit de emergencia, termómetro, el número telefónico de un pediatra cercano al lugar de estadía y, por supuesto, tener conocimiento de algún lugar donde llevarlo en caso de emergencias.

3. Lugares recreativos para ambos

En esas merecidas vacaciones podrías planificar qué sitios frecuentas para obtener la relajación que tanto anhelas. Pero ¿por qué no? También se pueden incluir sitios para llevar a tu pequeño, de forma que pueda sentir que las vacaciones son de todos.

Hay parques diseñados hasta para los más pequeños, donde les colocan sus canciones favoritas y son lo suficientemente coloridos y seguros.

4. Alquila un coche

Si vas a viajar a una ciudad o país que diferente al tuyo y no logras llevar tu vehículo, sin duda alguna te recomendaría alquilar un coche. Andar en un sitio desconocido con tu pequeño en brazos sin un medio de transporte que te facilite las cosas puede llegar a ser una experiencia difícil.

5.Disfruta tus vacaciones

Quizás después de leer esto sientes que hay mucho protocolo alrededor de unas simples vacaciones. Pero esto no significa que no puedas relajarte y sentirte a gusto con tu tiempo vacacional. Averigua un sitio en el que puedas dejar a tu bebé (que sea de confianza y que tenga renombre), o si es posible la casa de algún familiar que resida en el lugar.

Lo importante es poder darte también un tiempo para ti mismo. Y algo elemental es poder tener una escapada romántica que te recuerde que después de este arduo trabajo, sigues siendo una persona con la necesidad de un tiempo para ti mismo (y si lees arriba, verás que te lo mereces).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.