Guía para elegir la mejor opción para invertir

Pexels

Hace apenas dos décadas el abanico de productos financieros al alcance de los pequeños inversores era extremadamente reducido. Apenas se podía contar con las ofertas de las entidades financieras, que de cara a los ahorradores domésticos se reducía a depósitos, fondos de inversión y planes de pensiones.

Ahora, con el acceso a las tecnologías y la opción de invertir con 1000Extra esta situación ha cambiado y cualquiera desde el sofá de su casa puede contratar un espectro muy amplio de productos financieros, muy distintos en características y casuística entre ellos.

¿Cuáles son las mejores opciones disponibles en la actualidad?

Dentro de esta amplia gama, escogemos cuatro mercados o productos que están en boga y de rabiosa actualidad.

Operar en bolsa

Hasta hace pocos años las opciones se limitaban a la Bolsa de Madrid, la de Barcelona, la de Bilbao y Valencia, todo mercado nacional. Ahora no. Ya es posible invertir en índices extranjeros, de tal manera que nuestro dinero esté generando movimiento las 24 horas del día, siete días a la semana: Nikkei, Dax40, Nasdap, Dow Jones…

Las distintas plataformas de prestación de servicios online ponen a disposición de sus usuarios una serie de herramientas que hacen el aterrizaje en bolsa mucho más sencillo: desde los simuladores, que nos permiten operar en tiempo real pero con dinero ficticio –lo que nos ayuda a aprender cómo se invierte-, hasta las stop&loss, órdenes que se lanzan al mercado y que nos ayudan a, desde un primer momento, saber cuál puede ser nuestra mayor pérdida esperada.

En bolsa se puede operar de dos maneras: o a corto plazo con operaciones de compra y venta rápidas, buscando márgenes pequeños. O a largo plazo, buscando rentabilidades vía dividendo e incremento de cotización.

En esta segunda posibilidad lo mejor es dar con valores consolidados y que anualmente repartan un buen porcentaje de sus beneficios. Hay acciones como Enagas o Telefónica que superan el 5% de rentabilidad anual.

Opciones y futuros

Un mercado secundario de interés es el de las materias primas, al que se llega vía opciones y futuros. Este tipo de órdenes se centran en concertar un compromiso de compra, o de venta, en un tiempo futuro –y fijado de antemano- a un precio concreto. Es un mercado en el que se requiere experiencia y conocimiento pero que puede reportar amplios márgenes de rentabilidad.

Forex

La compraventa de divisa despierta gran interés en la actualidad. Los pares de divisas están constantemente en cotización y el volumen de dinero que se mueve diario es de billones.

Para operar con tranquilidad y minorando los riesgos, hay que hacer uso de las calculadoras, herramientas que se encuentran en la mayoría de plataformas y que hacen cálculos como la rentabilidad esperada, el coste de entrada (peso de la comisión), así como la máxima pérdida que podemos llegar a asumir.

Monedas digitales

Las criptomonedas aparecieron en 2009 y desde entonces no han parado de crecer: bitcoin, litecoin y ethereum son las más interesantes, y las que más recorrido tienen en un futuro.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.