Estancia en periodos de vacaciones en una residencia de ancianos

Quizás una familia que ha planificado un viaje donde el abuelo por su avanzada edad no esté en condiciones de poder ir, se preguntará qué hacer con él. Para ello, existe un tipo de servicio que puede encontrar en una residencia de ancianos. Esta podrá servir de estancia en periodos de vacaciones y en el que el adulto mayor sentirá que también está pasando una temporada especial.

Se trata de centros en los cuales hay espacios comunes y naturales en los cuales poder relacionarse con otros residentes y disfrutar de agradables momentos y charlas que serán muy gratificantes para él. Además, la familia podrá estar tranquila debido a que su ser querido estará atendido con un elevado nivel de servicios médicos y de otro tipo de cuidados que aportan la seguridad necesaria que un adulto mayor requiere.

Por otra parte, estos lugares son adecuados en el mejoramiento y soporte perfecto para las familias que desean y buscan que sus seres queridos de la tercera edad no alteren la rutina en las cuales están. Recordemos que, aunque se pueda tratar de una estancia por un periodo corto se debe cumplir con los mismos patrones alimenticios y médicos que posee ese adulto mayor que necesita atención.

Estancia en periodos de vacaciones en una residencia de ancianos

Sentirse como en casa

Por lo tanto, una residencia de ancianos puede ser la opción extraordinaria para quien quiera conservar la calidad de vida de siempre, lejos de la intimidad del hogar en corto tiempo. Claro está, sin sentirse dentro de un lugar donde pudiera considerarse privado de libertad. Sitios que mantienen una autonomía plena, pero con el ambiente cálido de un hogar, tal como ellos lo merecen.

Incluso, estos espacios para adultos mayores ofrecen la alternativa de servicios completos durante el día o parte de él; en especial, si se trata de una atención diurna para aquellos abuelos que muestren incuestionable grado de dependencia cognitiva o funcional. Este cuidado es recomendable para aquellos familiares que trabajan jornada completa y no pueden atender como quisieran a sus ancianos y ni dejarlos solos.

¿Qué ofrecen estas residencias para estancias cortas?

Dichas residencias poseen diferentes servicios que pueden variar según el tiempo de estancia, los cuales normalmente suelen ser un fin de semana, una semana, 15 días o el tiempo de descanso necesario de quien cuide al anciano. Generalmente los servicios son:

  • Actividades y juegos recreativos

  • Pequeñas excursiones

  • Disfrute en piscinas aclimatadas

  • Eventos y más.

En fin, se trata de otorgar un tiempo de descanso para los familiares, sobre todo del cuidador principal del adulto mayor. Al mismo tiempo, ofrecer una temporada agradable para el abuelo, quien también requiere sociabilizar con otras personas nuevas y desenvolverse en ambientes distintos a los de la cotidianidad del hogar.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *